いらっしゃいませ

2015 / 10 septiembre

Conversaciones en la Azotea: retos jurídicos de la innovación


Paloma LLaneza, protagonista de los retos de la innovación jurídica aporta soluciones generadoras de negocio en el sector legal enfocadas al cliente actual.

Conscientes de vivir en plena Era Digital, a la que se comienza a tratar como otra histórica revolución, tenemos la opción de vivirlo como espectadores o como auténticos protagonistas que aportan soluciones jurídicas creativas a un entorno legalmente confuso y todavía por definir.

La charla se centró en los constantes retos legales que el cambio de paradigma plantea, así como sobre las posibles líneas de investigación e impulso de normativas que establezcan ciertos límites esenciales que garanticen derechos y libertades muchas veces confusos en la actualidad.

Hablamos de innovación jurídica desde una perspectiva siempre positiva. Conscientes de que quienes se resisten a adaptar su operativa a los requisitos que impone la realidad digital estará, como mínimo, en inferioridad de condiciones respecto de su competencia más digitalizada, el objetivo es encontrar soluciones eficaces en la resolución de problemas de forma distinta, imaginativa y creativa. Soluciones que nos proporcionan la apertura de nuevos mercados para nuevos consumidores a los que el sector jurídico empresarial no debe quedarse ajeno.

Entre los retos presentes nos planteamos hasta qué límite la regulación puede frenar la innovación mediante un exceso de control paternalista que, además a efectos prácticos sea objeto de radical incumplimiento por un consumidor más avanzado en el uso de herramientas digitales que nuestro legislador y, todo ello, en el entorno global del ciberespacio, más allá de la territorialidad de las normas.

Hablamos de las nuevas generaciones que están diseñando un nuevo concepto de privacidad social más allá de la protección de datos, que admiten con normalidad y hasta necesarias situaciones que pueden estar al límite de regulaciones decimonónicas.

Hablamos del exponencial crecimiento de los wearables o dispositivos conectados incluidos los implantados; de las Smart Cities; de la potencialidad del Big Data y del equilibrio entre las innumerables ventajas y los riesgos para la privacidad y la seguridad de la información, propia y de los terceros con los que interactuamos. De nuevo conceptos como voluntad, evolución, concienciación y responsabilidad de los usuarios afloran en el debate con vital importancia.

Os sorprenderán los ejemplos que tratamos haciendo una retrospectiva histórica a otros grandes inventos de la humanidad que también han precisado un tiempo de adaptación y hoy consideramos integrados a nuestras vidas con carácter prioritario. Un tema muy cercano a la autoregulación que propicia que los usuarios experimenten y abandonen aquello que excede de sus expectativas y riesgos asumibles, marcando el camino en nuevas políticas de privacidad y usos permitidos “obligando”, en cierto modo, a los desarrolladores a implantar cambios que se adapten a lo que necesitan y/o limitando excesos no tolerados y, por tanto, no consumidos.

Nos enfrentamos al reto de la computación cognitiva, la inteligencia artificial y automatización de procesos integrada en nuestros equipos. Nuestro sector se remueve en sus sillas discerniendo entre sí con ellas aumentará o se pondrá en riesgo la eficacia jurídica de nuestros despachos. La eficacia jurídica de un equipo legal aumenta cuantos más datos son capaces de analizar, parametrizar, sintetizar y gestionar. No somos capaces de igualar a un software específico diseñado para resolver consultas parametrizando billones de datos. ¿Estas innovaciones tecnológicas nos ahorrarán un valiosísimo tiempo de análisis que irá en favor de la eficacia con la que gestionemos la información renovando una vez más nuestros modelos de negocio?. ¿Qué sucederá en la abogacía en apenas una década? ¿Qué tipos de abogados van a tener mayor riesgo en la adaptación? ¿Dónde quedará el abogado que subestime o se mantenga ajeno?

Innovación jurídica… un tema infinito. Las innovaciones nos seguirán sorprendiendo y generando grandes oportunidades de negocio. ¿Participamos en su evolución?.

No hay comentarios por ahora.

DEJA TU COMENTARIO